20 febrero 2014

La cuestión colonial en la V Asamblea por Gurutz (II)

De la serie "apuntes para el debate con el nacionalismo pequeño-burgues".

La cuestión colonial en la V Asamblea 2ª parte:

ETA va a mantener inalterada, hasta finales de 1968, su posición de Euskadi como colonia. En diciembre de este año hará su aparición un pequeño libro titulado Hacia una estrategia revolucionaria vasca escrito desde la cárcel por José Luis Za1bide (despues de muchos años en la carcel pasaría de mili a euskadiko y luego asesor de Belloch), con el seudónimo de K. de Zunbeltz (1).

Si bien no hay una afirmación expresa en tal sentido a lo largo de todo el libro, se da, sin embargo, un abandono implícito por parte de Zunbeltz de la idea colonialista, apareciendo reflejada, con evidente nitidez, en su lugar una nueva concepción del sentido de la lucha de Euskadi por su liberación claramente antiimperialista.

El «Iraultza» va a ser objeto de duras críticas, incluso por parte de algunos de los dirigentes de ETA, destacando entre las mismas la de López Adán (Beltza), que critica los aspectos ideológicos del mismo (2), y la de Federico Krutvig, quien critica sus aspectos estratégicos (3).

Como consecuencia de estas críticas, K. de Zunbeltz va a dar marcha atrás en sus posiciones antiimperialistas mediante un nuevo trabajo, escrito en 1970, con el título de «Fines y medios en la lucha de liberación nacional» (4), en el cual realiza una autocrítica de su primer libro:

No sólo se expresó de manera confusa y equívoca el carácter principal de la lucha revolucionaria vasca (contradicción nacional entre el pueblo trabajador vasco y el imperialismo español-francés), sino que ya dentro de la estrategia se vertieron graves errores (6).

A pesar de esta marcha atrás, las posiciones estrictamente anticolonialistas van a ir dejando paso a esta nueva dirección en el sentido de la lucha, de modo que puede afirmarse que tras la debacle provocada por las diversas escisiones de la VI Asamblea, en 1970, la nueva ETA que se afiance a partir de 1971 partirá de posiciones claramente antiimperialistas.

El progresivo afianzamiento de las posiciones antimperialistas en detrimento de las tesis estrictamente colonialistas queda perfectamente reflejado en el hecho de que, paulatinamente, va a configurarse en el seno de la propia ETA una tendencia claramente defensora de la tesis colonialista, cuyo principal ideólogo será Beltza, quien, continuando con las posiciones expresadas en su crítica del «Iraultza» de Zunbeltz, presentará dos ponencias a la VI Asamblea con los títulos de «Notas para una teoría del nacionalismo revolucionario» y «A los revolucionarios vascos».

Beltza mantendrá en sus escritos que, tanto a lo largo de la historia como en la actualidad, la contradicción principal en la que se halla inmerso el pueblo vasco es la de «pueblo vasco-opresión extranjera» (7), y que esta contradicción aparece de forma permanente en la historia vasca:
 Si el fuerismo tuvo tal arraigo en Euskadi, no fue por las contradicciones entre burguesía comercial y burguesía industrial (contradicción principal en la época para Zunbeltz), sino porque las masas populares vascas intentaron resistir a la colonización (8).

Estas posiciones anticolonialistas seguirán manteniendo una cierta vigencia todavía en ciertos sectores de ETA, Y a ello va a colaborar la inesperada defensa de sus tesis por Jean Paul Sartre, en su «Prólogo» al libro de Giséle Halimi, Le proces de Burgos (9).


1) F. Sarrailh, Nacionalismo revolucionario p. 17.
2) K. de Zunbeltz, Hacia una estrategia revolucionaria vasca Iraultza, núm. 1, diciembre, 1968. Posteriormente se publicó una segunda edición, en la cual viene recogido el trabajo de K. de Zunbeltz, diversas críticas realizadas al mismo, y una segunda parte del propio autor, titulada «Fines y medios en la lucha de liberación nacional», véase Hacia una estrategia revolucionaria vasca, Cuadernos Lauburu, núm. 2, Editions Hordago, Ciboure, 1975. La primera edición causó un gran impacto entre los militantes y simpatizantes de ETA, por lo que el libro en cuestión fue más conocido en los medios clandestinos con el nombre de «lraultza» -título de la colección en que apareció, que con su título original.
3) Beltza, «Sobre la ideología de "Iraultza"», Cuadernos Lauburu, núm. 2, pp. 123 ss., año 1969.
4) Orti, «Sobre la estrategia del Iraultza», ob. cit. pp. 155 ss.
5) K. de Zunbeltz, «Fines y medios en la lucha de liberación nacional», Cuadernos Lauburu, núm. 2, pp. 171 ss.
6) K. de Zunbeltz, ob. cit., p. 312.
7) Beltza, «Sobre la ideología del "Iraultza", p. 140.
8) Ibidem, p. 141. Tras la celebración de la VI Asamblea, Beltza va a abandonar ETA y comienza a dedicar sus esfuerzos a la investigación de la historia vasca. Sus posiciones ideológicas han evolucionado notablemente, y actualmente sus posiciones anticolonialistas aparecen muy matizadas. En uno de sus siguientes libros, explica así la idea de «colonización», para determinar las relaciones entre el País Vasco y España: «Se puede afirmar que la explotación de las riquezas del País y de la fuerza de trabajo de los explotados vascos, se hace y se ha hecho fundamentalmente al servicio de las clases dominantes que dirigen una nación-Estado diferente a la vasca, clases que son nacionalmente no-vascas, extranjeras. Este es el contenido del término "colonización" y no hay que pretender hacerle decir lo que no dice.» Beltza, Nacionalismo vasco y clases sociales, p. 85.


9) Giséle Halimi, Le proces de Burgos, pp. VII ss. El historiador Carlos Seco Serrano realiza una crítica, muy certera, en nuestra opinión, a la ligereza con la que Jean Paul Sartre desvirtúa una serie de hechos históricos relacionados con el País Vasco. 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Respecto ala noticia del desarme de ETA hemeroteca(rima y todo):

http://old.kaosenlared.net/noticia/534/eta-entrega-las-armas

febrero del 2010

siempre rojos dijo...

me parece un articulo muy respetuoso, no entiendo la histeria anti EHS que ha salido coordinada entre Borroka Garaia da, boltxe y Odio de clase, dios los cria y el anticomunismo los junta.

Anónimo dijo...

El nuevo documento de línea política de las "3 patas" de la ÍA, BIDEAN, no tiene desperdicio. Cualquier comunista que apoye la estrategia emanada de dicho documento, por favor, que me argumente sus razones, porque no veo por donde agarrarlo.